Final explicado de America Latina

SeriesLista.com - Programas de TV, Series, Guía de episodios. Programas de TV y datos de series. Guía de episodios, información, reseñas, avances de capitulos, fotos, videos youtube oficial.

 

¿Qué ocurrió realmente y cuál es el resultado del delirio del protagonista en Latinoamérica, la tercera película de los hermanos D’Innocenzo? La película ofrece una explicación en su final y, como todo thriller psicológico que se precie, pretende sorprender al espectador. La historia que cuenta la película es el descenso a la locura del protagonista Massimo Sisti (Elio Germano), un adinerado dentista latino que vive con su bella esposa y sus dos angelicales hijas en una enorme y aislada villa en la campiña del Lacio.

¿Qué ocurrió realmente y cuál es el resultado del delirio del protagonista en Latinoamérica, la tercera película de los hermanos D’Innocenzo? La película ofrece una explicación en su final y, como todo thriller psicológico que se precie, pretende sorprender al espectador. La historia que cuenta la película es el descenso a la locura del protagonista Massimo Sisti (Elio Germano), un adinerado dentista latino que vive con su bella esposa y sus dos angelicales hijas en una enorme y aislada villa en la campiña del Lacio.

La película sitúa inmediatamente al protagonista ante un acontecimiento inquietante. En efecto, un día, bajando al sótano durante una pequeña tarea doméstica, el hombre encuentra a una niña atada y amordazada a un poste en el centro del sótano. Massimo se queda atónito: ¿qué hace la chica allí? ¿Quién la ha secuestrado y la ha escondido en el sótano de su casa? En el suelo hay numerosos desperdicios y botellas de agua vacías, señal de que la chica (que parece cansada y muy sucia) lleva allí algún tiempo. El protagonista está a punto de llamar a la policía cuando lo piensa: ¿quién iba a creer su versión, el hecho de que no supiera que en los bajos de su casa hay una prisionera muy joven?

Massimo decide entonces ocuparse de la chica, llevándole periódicamente de beber y comer, a pesar de la manifiesta hostilidad y el terror que la joven manifiesta hacia él. Mientras tanto, intentará averiguar quién le ha puesto en esta situación tan difícil: si algún delincuente que busca un lugar aislado para esconder a la chica o algún conocido suyo que quiere inculparle.

En el final de la película, Massimo primero intenta hacer que el sótano se inunde, ahogando así a la niña y deshaciéndose sumariamente del problema sin ensuciarse directamente las manos, quedando como un inocente. Más tarde tiene un escrúpulo de conciencia y salva a la niña, llamando a la policía, que lo detiene. En la última escena que cierra la película le vemos en la cárcel, mirando de frente a su mujer e hijas, que no han envejecido ni un día.

En primer lugar, hay que distinguir lo que es verdadero y lo que es imaginario, fruto de la psique perturbada del hombre. La chica del sótano existe realmente y ha sido secuestrada, hasta el punto de que la policía la ayuda inmediatamente y la justicia condenará a Massimo a la cárcel por su secuestro e intento de asesinato. La mujer y las hijas de Massimo, en cambio, son fruto de su febril imaginación. Probablemente nunca han existido, pero si el dentista ha tenido una familia durante un tiempo, lo que ve en la película es una mera alucinación. Lo entendemos desde la escena final: ¿quién dejaría entrar a una mujer y a dos niñas vestidas así en la celda de un preso? Una verdadera reunión familiar tendría lugar en el salón. Las tres mujeres son alucinaciones de la mente de Massimo. Blog sobre Ajedrez, noticias, curiosidades, guias, como jugar Blog sobre Ajedrez

Massimo es, por tanto, un hombre que sufre trastornos psiquiátricos y es presa de alucinaciones que no entiende que sean tales. Repasando la película, nos damos cuenta de cómo sus amigos y compañeros de trabajo nunca mencionan a su familia (porque no existe) y ningún personaje se encuentra con su mujer y sus hijas, que sólo se manifiestan en la gran casa donde vive Massimo. Las mismas tres mujeres tienen deliberadamente un aire soñador y misterioso, además de ser muy parecidas entre sí. Sus ropas están siempre coordinadas, los largos cabellos sueltos, la forma etérea de aparecer y desaparecer en escena, ahora cumpliendo, ahora frustrando los deseos del protagonista, sin referirse nunca a una idea, a un acontecimiento, a una voluntad ligada a la propia vida: las tres mujeres son una expresión de la interioridad atormentada del protagonista.

En este sentido, el diálogo de Massimo con su padre, que le desprecia, le insulta y le explota económicamente, es crucial. La película casi parece sugerir que la necesidad de intimidad y familiaridad de Massimo le llevó a una obsesión tal como imaginar una familia inexistente, dulce y siempre presente.

Entonces, ¿por qué secuestrar a la niña y atarla en el sótano? La película no da respuestas precisas al respecto, pero hay muchas pistas a disposición del espectador para comprender inmediatamente que el responsable es Massimo, empezando por la reacción aterrorizada de la niña en su presencia. No llamar a las autoridades es un movimiento ilógico, una opción instintiva y racional para una persona inocente a la que el protagonista sólo piensa un momento y luego la deja rápidamente de lado. ¿Quién, entonces, mantendría realmente a la familia en la oscuridad, con el riesgo de que alguien descubra a la niña y piense que fue realmente él quien la secuestró?

Si Massimo quisiera realmente averiguar quién secuestró a la niña (que está atada de pies y manos, por lo que no tiene forma de alimentarse ni de satisfacer sus necesidades corporales), sólo tendría que esperar unas horas para averiguar quién viene regularmente a alimentarla y a saciar su sed, como los montones de basura que hay en el suelo alrededor de la rehén. Massimo no sigue este camino lógico porque es él quien, en un estado disociado, se ocupa de la chica. Para desviar su atención de la verdad, empieza a dudar de amigos y conocidos. En el final de la película, sospecha que su familia está implicada. Las mujeres de la casa de los Sisti, sin embargo, no existen, son proyecciones de la interioridad del protagonista y de su necesidad de afecto: Massimo cree descubrir la culpabilidad de las mujeres de su familia porque está muy cerca de comprender su responsabilidad.

En este sentido, la inundación del sótano es un gesto simbólico además de concreto, el intento de purificar con agua un lugar sucio, símbolo de su gesto mezquino y violento. Al inundar el sótano y matar a la niña, Massimo intenta indirectamente deshacerse de la prueba física de su gesto y de la verdad: el hecho de que su familia no existe. El propio secuestro de la niña podría ser un intento enfermizo de encontrar un vínculo físico real con otra persona, oculto y subterráneo en comparación con la alucinación que permite a Massimo satisfacer su enorme necesidad de afecto y conexiones humanas.

Final explicado de America Latina

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20