Déjate llevar, los cambios y los estereotipos

SeriesLista.com - Programas de TV, Series, Guía de episodios. Programas de TV y datos de series. Guía de episodios, información, reseñas, avances de capitulos, fotos, videos youtube oficial.

 

Déjate llevar

Déjate llevar es una de tantas películas para adolescentes de Netflix, sin embargo, logra sobresalir de entre las demás por su mensaje. Con una sinopsis que parece traer lo mismo de siempre, este filme sale del molde, de la mano de Sofia Alvarez.

Se trata de la adaptación de un libro de Sara Dessen, que fue reescrita, y dirigida, por Sofía Alvarez (A todos los chicos de los que me enamoré). Una historia que aborda temas como la personalidad, las diferencias, y el cambio.

 

Ser diferente, y odiar la “normalidad”

Déjate llevar da inicio con la historia de Auden, la típica chica estudiosa, que nunca sale de casa, no tiene amigos y detesta las fiestas. Es esa chica que se queda leyendo toda la noche, le cuesta socializar, y siente rechazo hacia las personas más “superficiales”.

Es un personaje bien construido, con el que más de uno se puede llegar a identificar y, por esto mismo, podemos ver sus fallas. Faltando poco para ir a la universidad, Auden se da cuenta de que necesita cambiar un poco de “aire”. Quiere salir, explorar un poco, y quitarse el aburrimiento de encima. 

Es entonces que decide viajar, y quedarse en casa de su padre y su madrastra. Al estar en una nueva ciudad, ella piensa que podrá divertirse un poco, pero no tarda en darse cuenta de que es igual de aburrido.

Solo conoce a una persona, no tiene con quien salir, tampoco es del tipo que sale sola a explorar. Sin olvidar que su padre no le presta atención, y su madrastra siempre está ocupada. 

Sin más opciones, acepta ir a una pequeña fiesta, segura de que si intenta cosas nuevas podría llegar a divertirse. Aunque claro, una vez aquí, intenta socializar, y termina bastante harta de los chicos que le hablan. 

En medio de esto, se enemiga de una chica por estar “coqueteando” con su novio. Chica que justamente será su nueva compañera en el trabajo. Sobra decir que no se lleva bien con ninguna de las chicas que trabajan allí.

Sobre todo, le parece absurdo el cómo pasan tanto tiempo hablando de temas “simples”, y cómo usan su tiempo de descanso para bailar. Para ella, todos son raros, y Eli no queda por fuera.

Eli es el interés romántico de esta historia. Se trata de un chico guapo, callado y un tanto misterioso, que se hace rápidamente amigo de Auden. Su primera impresión no es tan buena, puesto que la invita a acompañarlo a lavar su ropa en la lavandería. 

Por suerte, al final la pasa muy bien, cuando Eli le muestra el local escondido detrás de la lavandería. A partir de entonces comienzan a pasar tiempo juntos, mientras él la incita a seguir algunos retos. Cabra bóer

Ver más allá de lo superficial

Un buen mensaje de la película, es cómo solemos ver solamente las cosas superficiales de las otras personas. Es por ello que Auden ve como “simples” a las otras chicas, pero a medida que las conoce, se da cuenta que no es así. 

La chica con la que tuvo un pequeño problema resulta ser agradable, y con mucho talento. Una deportista de alto nivel que lleva a Auden a uno de sus entrenamientos, dejándola impactada.

De la misma forma, cada una de las chicas con las que trabaja tiene algo que la hace “especial”. Una vez que se ha abierto a ver todo el panorama, es que Auden finalmente consigue el cambio que necesitaba.

 

Los cambios

Déjate llevar en todo momento nos habla sobre el cambio. El cómo, a medida que Auden crece, se siente más atraída por el mundo y las otras personas.

Al principio se niega a salir de su zona de confort, pero poco a poco nota que estar allí, únicamente la hace infeliz. Algunas cosas salen mejor que otras, sin embargo, cada paso que da la lleva a una nueva vida más libre.

Se nos muestra, además, cómo Eli lidia con el cambio que supone la pérdida de un ser querido. Vemos como se encierra en sí mismo, rechazando cualquier ayuda o comentario.

La única persona que él deja acercarse es a Auden, al tratarse de alguien nuevo, que no conoce su vida. Para bien o mal, cuando Auden se entera de lo sucedido, no tiene más opción que enfrentar la realidad, y prepararse para otro gran cambio. 

Al final, esta historia, más que ser un típico romance, es un filme sobre el crecimiento personal.

 

¿Vale la pena “Déjate llevar”?

Si te gusta el romance, pero estás cansado de ver siempre lo mismo, “Déjate llevar” es una muy buena opción. El tema del romance es bastante ligero, al centrarse más en los problemas individuales, y el cómo mejoran estos aspectos. 

En pocos momentos llegamos a ver problemas relacionados a parejas, por el contrario, vemos varios conflictos por querer ser de ayuda. 

Auden no quiere ver más allá de su burbuja, no se molesta en detallar las cosas en profundidad. Eli, por su parte, pierde la esperanza, y abandona sus sueños, por la desgracia a la que se enfrenta. 

Ambos son un caos, y hacen lo posible por buscar una solución para el otro, sin realmente mirarse a sí mismos por un momento. No es sino hasta que otros los obligan a ver su error, que al fin son conscientes de ello. 

Como último punto, “déjate llevar” nos recuerda que no hay que juzgar por las apariencias, y que los estereotipos no sirven. Al contrario, solo nos aleja de buenas oportunidades.



Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20