La cacería: La sátira y la hipocresía

SeriesLista.com - Programas de TV, Series, Guía de episodios. Programas de TV y datos de series. Guía de episodios, información, reseñas, avances de capitulos, fotos, videos youtube oficial.

 

La cacería

La cacería es una sátira, de Netflix, de las películas de supervivencia y terror, en la que un grupo de personas es cazada por «la gran élite».

Se trata de la historia de varias personas poderosas que, para quitarse el aburrimiento, y vengarse un poco de los haters, deciden secuestrar a algunos de estos, y cazarlos como a animales. Todo esto, en medio de un discurso moralista con el que buscan limpiar sus culpas, y quedar como los buenos.

 

Sátira a los juegos de supervivencia

Lo primero, y qué más resalta, son las claras referencias. Desde el primer minuto tenemos estas referencias a cientos de películas por el estilo, entre ellas, algunas como Battle Royale y Los juegos del hambre.

Sin olvidar, claro, los cientos de clichés que rondan la película. Tenemos a los villanos millonarios, los personajes tontos, la pésima razón para cometer estos crímenes, y los giros de trama.

Basta con ver cómo capturan a estas personas, y cómo las llevan a un bosque, a que tomen armas y corran por sus vidas, para saber cómo irá toda la historia. Todo lo que pensamos que podría pasar, ocurre, no hay nada nuevo, pero es justamente esto lo que se busca.

Al ser una sátira, sabe aprovechar muy bien todos estos clichés para conseguir llamar la atención del público, mientras se burla de esto. Desde «la rubia tonta» siendo la primera en morir, hasta la protagonista invencible que acaba con todos con demasiada facilidad.

Las escenas de muertes tienen bastante humor, así mismo, las de acción, aunque demasiado falsas a veces, entretienen.

Es el tipo de película que te encantará si te gustan las sátiras, puesto que sabe cómo hacer reír al espectador.

 

Políticamente correctos

Además de los clichés, «La cacería» se burla de todo el tema de los «políticamente correctos». Es decir, aquellas personas que sienten la necesidad de apegarse a todo lo que sea moralmente correcto, sin importar el contexto, o lo que esto pueda ocasionar, y, por supuesto, pensando únicamente en su propio sentido de la moralidad.

Debido a esto, tenemos personajes que se quejan constantemente de las terribles personas, que son aquellos que publican en internet opiniones racistas, mientras hacen una masacre, creyendo que son superiores. Incluso podemos ver cómo algunas de sus víctimas apenas y han hecho algo remotamente «cuestionable», y, aun así, son tratadas como animales.

Por otra parte, algunas de estas víctimas se muestran como la otra cara de lo «políticamente correcto», aquellas personas que son abiertamente ofensivas en todo sentido, declarando que su opinión es la única que importa. Personas tan prepotentes que llegan a arriesgar su vida varias veces, por no saber mantener la boca cerrada. Té Negro Jengibre

Este es el caso de una de las víctimas que perdió su oportunidad de escapar, por querer dar su opinión sobre lo que ocurre, en vez de simplemente actuar y huir.

La protagonista

Al ver a la protagonista, que tarda en aparecer, nos encontramos con la típica persona fuerte y perfecta, aquella que acaba con todos los malos, sin siquiera despeinarse. Ciertamente, es llamativa la manera en la que logra descubrir cada una de las trampas, y su rapidez al actuar.

Aunque, esto llega a cansar en algunas escenas, al ver lo excesivamente fácil que llega a ser para ella.

La vemos entender lo que sucede a su alrededor, casi de inmediato, como si lo esperara. Al llegar a la primera trampa, el más pequeño detalle la hace darse cuenta de la verdad.

Pronto la vemos disparando, dando saltos, y golpeando con una fuerza sobrehumana, dando como única explicación, el hecho de que estuvo en el ejército. Es tanto su poder e inteligencia, que por momentos llega a parecer que ella es la verdadera mente maestra detrás de todo, pues de otra manera sería imposible que todo fuera tan fácil.

 

La revelación y la hipocresía

Después de muchas batallas, y trampas, la protagonista al fin llega con la jefa, aquella que creó este juego de cacería, y la única sobreviviente. Allí, la villana da su típico discurso sobre por qué hizo todo eso, y por qué, según ella, estaba completamente justificado.

Revela que, por un simple chiste entre ella y sus amigos, todo internet comenzó a decir que ella tenía una mansión en la que cazaba humanos. Y, como venganza por ello, y por estar cerca de perder su empleo, decidió hacer de estas habladurías una realidad, secuestrando a quienes más la ofendieron con sus comentarios.

Ella, junto a su equipo, seleccionó a las víctimas, echándoles la culpa por ser «terribles personas», usando como pruebas algunos de sus comentarios en las redes sociales.

El problema es que la última de las víctimas, fue confundida con otra persona, la protagonista.

La protagonista le echa en cara que se confundió, que no está bien, según su propia lógica, el mantenerla en ese juego, ahora que sabía la verdad. Pero, por no querer aceptar su error, pelea contra ella, sin importarle si es la verdadera o no, demostrando su clara hipocresía.

 

¿Vale la pena «La cacería»?

La cacería es una buena película para reírse un rato, para recordar los clichés y ver lo absurdos que muchos de estos son.

Tiene una trama sencilla, en su mayoría predecible, y con varios efectos muy pobres. Simple y llanamente, cumple con lo que ofrece, una sátira del subgénero de supervivencia.

No hay nada más allá de eso que sea relevante en su trama, por lo que no hay que darle muchas vueltas.



2022-11-11

La cacería: La sátira y la hipocresía

La cacería es una sátira, de Netflix, de las películas de supervivencia y terror, en la que un grupo de personas es cazada por «la gran élite». La cace

series

es

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

La cacería: La sátira y la hipocresía

 

Top 20