Turning Red, la pubertad, la rebeldía y los traumas

 

 

 


Turning Red

Peliculas turning red 1

La nueva película de Disney Pixar, Turning Red, nos sorprende con la forma en que trata varios temas que, hasta ahora, no se habían tocado, ni siquiera de forma indirecta, en este estudio.

La adolescencia, la pubertad, las figuras de autoridad, los traumas y la manera en que se heredan a los hijos, todo esto trae consigo Turning Red. Nos adentramos en la vida de una chica que, por su linaje, se convierte en un gran panda rojo cuando se emociona.

 

Por supuesto, esta temática de fantasía no es más que una metáfora para hablar de los distintos cambios que sufren los pre-adolescentes con la pubertad. Cambios de humor bastante extremos, rebeldía, enamoramientos e incluso un poco de fanatismo.

Podemos ver cómo las prioridades de Mei, la protagonista, chocan por completo con las cosas que deberían ser el foco de su atención, así mismo, ella sabe hallar nuevos ángulos a los problemas que llegan, rompiendo el ciclo de negación y odio. Cómo suele suceder en Disney, la protagonista está en una fase en la que no está cómoda, o directamente odia, una faceta o cosa de su vida, y, a fuerza de varios mensajes positivos, termina aceptando como parte de sí.

 

Mei y su desarrollo

Mei es una chica con una fuerte y marcada conexión con sus padres, en especial su madre, por lo que, influenciada por la cultura asiática de honrar a los padres, y la forma en que fue criada, hace todo lo posible por complacerla. Ella cumple con cada tarea y responsabilidad felizmente, llegando a dejar de lado otras cosas importantes, para centrarse por completo en lo que esperan de ella.

Esto es algo que es señalado por sus amigas, e incluso los conocidos y vecinos, que recalcan su comportamiento como el de «una persona controlada por sus padres», y «una excelente y perfecta niña», respectivamente. Los comentarios no son para menos, puesto que siempre tiene notas perfectas, llega a tiempo, limpia, trabaja, ayuda… y se siente terriblemente mal al fallar en alguna de estas.

Todo en esta «vida perfecta» empieza a desmoronarse cuando comienza a tener ciertas emociones, muy fuertes, que la distraen de este estilo de vida «puro y perfecto», al que su madre la intenta amarrar. Es completamente normal, para su edad, este tipo de pensamientos y sentimientos, actuando de forma muy realista cuando comienza a fantasear con un novio, y cuando se ciega ante la idea de un concierto de su banda favorita.

Como si esto no fuera suficiente, las cosas empeoran cuando su madre, quien la ve como un ser indiscutiblemente inocente y bueno, ve que parece irse por «un mal camino», e inmediatamente busca a los responsables de este cambio, haciendo un gran escándalo. Tanto es así, que Mei es humillada en más de una ocasión por sus compañeros, quebrando poco a poco la relación cercana que tenían, alejándola.

Mei, aun cuando se nos muestra cómo una chica que se siente madura, y es muy consciente de lo que ocurre a su alrededor, sigue siendo una niña, y lo demuestra en más de una ocasión. Ella se siente vulnerable, indefensa, y avergonzada al verse descubierta, al no saber cómo reaccionar, busca refugio en su madre, aceptando lo que ella diga, sin importar si es cierto o no.

 

En estas partes puede resultar un tanto egoísta, sin embargo, al ser una niña, no es alguien que tenga tantas opciones, y es común que ceda a la presión. Aunque, claro, siendo una película con un mensaje positivo, tiene un desarrollo de personaje que le permite enfrentarse a esta autoridad, demostrando que puede pelear por lo que realmente le importa.

Algo muy bueno de la película es que se centra en el amor familiar y la amistad, en su estado más puro. Se trata de amigas que apoyan en todo, aceptando las nuevas facetas de Mei con amor, a la vez que su madre demuestra a su propia forma el amor que le tiene, cuidando y protegiendo a Mei en todo momento, aceptando ciertas cosas, y buscando soluciones.

Peliculas turning red 2

La madre y su trauma

Cuando una infancia es difícil, y marca la vida de la persona, es usual que esta persona termine repitiendo este ciclo de violencia, sobre protección u otro, al tener sus propios hijos. En el caso de la madre de Mei, ella vivió mucho tiempo como «la hija perfecta», luchando para estar a las expectativas de su madre.

En muchos momentos se nos recalca que el panda de la madre era enorme, y finalmente, cuando lo vemos sabemos la razón. No solo es grande en tamaño, sino en temperamento, es la bestia interior de alguien que guarda muchas cosas dentro de sí hasta explotar.

Al llegar a la adolescencia, está mujer, que se sentía eternamente presionada por todos, estalló en furia, liberando a su panda en medio de una tormenta de emociones negativas. Al tener una hija, temía que esto ocurriera de nuevo, lo que causó que la tratara con la misma intensidad, llevándola a sentirse igual que ella a su edad.

Por suerte, Mei no es igual a su madre, ella no quiere estallar, únicamente quiere encontrar un equilibrio entre su familia y sus expectativas, y la vida de una adolescente común, con sus amigas. Al ser de esta forma, Mei entiende a su madre, no la odia ni la intenta alejar, simplemente busca la forma de hacer lo que desea, mientras mantiene ese vínculo que tanto ama.

En este sentido, es una película bastante conmovedora que nos recuerda lo importante y bello de la familia.

 

La menstruación y la identidad

Por último, algo que sin dudas destacó fueron dos cosas.

Si bien toda la película es una metáfora a la pubertad, lo extraño, humillante, emocional y confuso que puede llegar a ser, nadie se esperaba que se hablará directamente de la menstruación. Durante Turning Red se hacen no uno, sino varios chistes recurrentes sobre la llegada de esta, junto a todo lo que se suele usar durante la misma.

Señalan los distintos tipos de toallas menstruales, el tipo de pastillas y productos que se suelen utilizar para el dolor, e incluso tips como un buen té, junto al apoyo incondicional de la madre, y las amigas, que si bien se sorprenden, están preparadas y ayudan sin darle mayor importancia. Claro que, la madre, como siempre, hace un gran espectáculo de esto.

Por otra parte, lo segundo que resalta, aunque no es obvio o siquiera captado por todos, es la inclusión del primer personaje canónicamente trans en una película Disney. Myriam, una chica trans amiga de Mei, resaltó por ser una representación muy apegada a la realidad, es decir, no se le da importancia alguna a su modo de ser, más allá de un comentario indirecto.

De hecho, las únicas pistas de ello son dos cosas, en primera, su voz, que resulta diferente a la de las otras chicas, y en segunda, la mención de que es «una chica extraña», por parte de la madre de Mei. Como sabemos, al ser una mujer muy tradicional, es común que califique este tipo de cosas como «extrañas», y sea esta la razón, por la cual es la primera a la que señala cuando piensa que alguien obligó a Mei a cambiar.

Claro que, al tratarse de Disney, la representación no podía ir a más que esto, una cuestión sutil, no obstante, al dar espacio de forma tan natural, sin que sea un foco de atención sus características, encantó a la comunidad LGBT+.

jQuery(document).ready(function($) { $.post('https://www.blogdepelis.com/wp-admin/admin-ajax.php', {action: 'wpt_view_count', id: '3957'}); }); -->

Turning Red, la pubertad, la rebeldía y los traumas

La nueva película de Disney Pixar, Turning Red, nos sorprende con la forma en que trata varios temas que, hasta ahora, no se habían tocado, ni siquiera de fo

series

es

https://images.correotemporalgratis.es/serieslista.com/1220/dbmicrodb2-series-turning-red-471-0.jpg

2023-12-21

 

Peliculas turning red 1
Peliculas turning red 1
Peliculas turning red 1
Peliculas turning red 1

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20